viernes, 15 de abril de 2016

Prebase de maquillaje (también llamada primer): qué es, para que se utiliza y cuándo aplicarla.



El primer o prebase es un perfeccionador de la tez: unifica la textura y el tono de la piel haciendo que tu rostro tenga un aspecto revitalizado, a la vez que suaviza las líneas de expresión y reduce los poros, dejando la piel suave, compacta y homogénea.

Tiene como finalidad preparar la piel para recibir el maquillaje, se utiliza antes de la base. Además, alarga la duración de tu maquillaje, que permanecerá intacto con el paso de las horas.


Si no estás conforme con tu base de maquillaje, ya sea porque no cumpla su función o porque no dure las horas que tú quieres, o bien porque necesitas corregir algún problema de coloración, este producto te vendrá genial.

¿Cuál elegir?
No todos los primers sirven para lo mismo. Existen diferentes tipos según las necesidades a tratar:

-Matificantes y alisadores: Regulan la producción de grasa y controlan los brillos. Unifican y alisan la piel reduciendo y disimulando los poros. Suelen ser libres de aceites y son aptos para todo tipo de pieles.
Ejemplos de prebases matificantes y alisadoras:
      Face Finity All Day Primer, de Max Factor.
      Infallible Primer, de L'oreal.
      Base lissante smoothing primer, de Sephora.



-Correctores del tono de piel.  Los hay de diferentes colores para corregir determinadas imperfecciones:
    Primer verde: es perfecto para pieles con rosácea o acné, ya que eliminan las rojeces de la piel.
    Primer rosa: para pieles con color cetrino, oliváceo. Proporciona al instante un efecto de buena cara. Es recomendable utilizarlo sólo en las zonas con rojeces.
    Primer amarillo: ideal para pieles oscuras. Corrige zonas moradas.
    Primer naranja: para pieles apagadas, al instante se verán más luminosas.
    Primer violeta: para tonos de piel amarillento. El tono violeta potencia la luminosidad, sea cual sea el tono de la piel.
Ejemplos de prebases correctoras:
      Elf StudioMineral Face Primer.
      Prep+Prime, de MAC.
      Superprimer Colour Corrects, de Clinique.



-Iluminadores. Tienen todas las funciones de un primer (atenuantes de los poros y unificador de la piel) pero además aporta luminosidad al rostro. Son ricos en minerales y nácares que reflejan la luz.
Ejemplos de prebases iluminadoras:
      Luz Magique Primer.
      Le Blanc Base Lumiere Universelle, de Chanel.
      Illuminating Perfecting Primer, de Estee Lauder.



¿Cuándo se aplican?
El primer o prebase debemos aplicarlo siempre antes de la base de maquillaje, con la piel limpia e hidratada, esto es, tras realizar la limpieza facial y habernos aplicado después nuestra crema hidratante. Podemos aplicarlo con los dedos o con una brocha, eso ya será según el gusto de cada una.

El principal ingrediente de la mayoría de las prebases  son las siliconas; este polímero no penetra en la piel, sino que se queda en la superficie actuando de barrera entre ésta y el maquillaje, y es el responsable de que la piel esté más suave y las imperfecciones se atenúen. Su uso continuado puede acabar obstruyendo los poros, que no dejarán respirar a la piel. Consecuencia: acabarán apareciendo comedones y granitos.
Yo recomiendo usarlas en ocasiones especiales como fiestas, bodas, eventos importantes...
Si lo que queréis es una prebase para usar a diario es mejor que utilicéis alguna que no tenga siliconas. Os dejo algunos ejemplos de prebases de este tipo:
      Face Primer, de Korres.
      SLA Paris Primer.
      Luminizing Face Primer, de Sally Hansen.



¿Cuánta cantidad utilizar?
Muy poquita, una capita fina y sólo donde se necesita; así evitaremos obstruir el poro. Normalmente en la zona T, donde el poro está más dilatado y hay más brillos.

En resumen: Las prebases son perfeccionadores de la tez que unifican la textura de la piel atenuando los poros y suavizando las líneas de expresión. Los hay que, además, iluminan el rostro, regulan la producción de grasa, hidratan o corrigen imperfecciones.
Aumentan la duración del maquillaje, (durará muchas horas intacto) y hacen que la base de maquillaje se extienda mucho mejor.
Una vez que lo probéis no podréis pasar sin ellos. El resultado es espectacular.


¿Te ha gustado? pues suscríbete aquí y cada vez que publique algo nuevo te llegará por email. ¡Es gratis!


Siguenos en Facebook Síguenos en Twitter Siguenos en Blogger

No hay comentarios:

Publicar un comentario